Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2011.

El español, lengua de enseñanza (Artículo)

«El crecimiento en todos los sentidos de la población hispana de Estados Unidos reclama también nueva atención a la lengua, que no siempre se percibe ya como un bagaje que es preciso abandonar para no ser discriminado»

POR MIGUEL ÁNGEL GARRIDO GALLARDO

DIVERSAS circunstancias electorales, en España y fuera de España, han traído a la actualidad una vez más la importancia del castellano o español en la educación básica y secundaria. Entre los dimes y diretes acerca de tan candente interrogante, hay uno que aparece más o menos tácitamente y que, no obstante, es de la máxima importancia, la cuestión del español como lengua de enseñanza.

El mes pasado nos reunimos en el Congreso sobre «El Español y sus Culturas», celebrado en Trujillo, profesores de veinte países (casi todos los que tienen el español por lengua oficial, más Brasil y Estados Unidos), dedicados al estudio de la lengua española, su literatura y su cultura, y analizamos una vez más la línea que separa el bilingüismo (o dominio simultáneo de dos lenguas) de la diglosia (o manejo de dos lenguas, una prestigiosa y otra subalterna). Me parece que las conclusiones que expuse allí y que fueron aprobadas por unanimidad pueden tener un alcance universal que conviene dar a conocer.

Hubo en la reunión un convencimiento generalizado acerca tanto de la innegable importancia del español, que permanece constante, como del deterioro que, por distintos motivos, está produciendo su eliminación como lengua de enseñanza («vehicular») en muy diversos y amplios sectores del mundo hispánico. Sin embargo, podemos afirmar que una lengua que no se usa en el sistema educativo termina por ser una lengua de segunda, termina por instaurar la diglosia y no el bilingüismo. Venimos hablando de la eliminación del español, pero,sensucontrario, es evidente, por ejemplo, que la práctica del castellano como única lengua de enseñanza en Cataluña durante el franquismo produjo unos resultados tremendamente negativos para el catalán. Los que aprendían historia, geografía, matemáticas… ¡todo! en castellano, y solo en castellano, terminaron muchas veces como semianalfabetos del catalán, incluso en casos de personas cuya primera lengua era de forma inequívoca la catalana. Convendría aprender de la experiencia, que en esta ocasión, como en otras, se nos muestra de manera inequívoca y contundente.

Pero el caso del español en Cataluña no es ni muchísimo menos el único que plantea interrogantes. Creerlo así supondría un eurocentrismo intolerable y actualmente anacrónico. Son muchos los lugares y diversos los hechos que amenazan con desplazar el uso del español como lengua de enseñanza, lo que llevaría a la consecuencia indeseable que venimos evocando.

Las conclusiones del Congreso de Trujillo, que empiezan recordando la importancia del español, ponderan la importancia de su uso como lengua de enseñanza en las diversas circunstancias:

1. El español como lengua común de más de 450 millones de hablantes es una de las mayores riquezas, tanto en el orden cultural como en el económico y social, de las que disponen las personas de nuestras comunidades hispanohablantes.

2. El uso simultáneo de otras lenguas no debe ir nunca en detrimento del pleno dominio del español. Para conseguir ese pleno dominio se requiere su empleo como lengua de enseñanza, y no solamente como materia enseñada.

3. Deben ser consideradas también como lenguas de enseñanza aquellas que compartan el carácter de cooficiales. Nunca se deberá considerar como menoscabo para el español la utilización en igualdad de condiciones de una segunda lengua materna.

4. La adquisición del bilingüismo en inglés que tienen actualmente como ideal determinados grupos sociales hispanohablantes no debe consentir programas de inmersión que adopten el inglés como única lengua de enseñanza, ya que, como demuestra ampliamente la experiencia, eso produce un deterioro del dominio óptimo deseable para la lengua o las lenguas propias. Resulta paradójico encontrarse con hispanohablantes con alto dominio del inglés y semianalfabetos en la propia lengua.

5. La adquisición, junto con el español, de una segunda o de más lenguas, así como su utilización como lenguas de enseñanza, deberá programarse en la educación de acuerdo con las exigencias psicológicas y las capacidades de los alumnos, evitando que el deseo de enriquecimiento lingüístico conduzca a prácticas contraproducentes para la capacidad comunicativa que se procura.

6. Es de fomentar el interés por los dialectos, hablas, lenguas indígenas en peligro de extinción y demás supuestos lingüísticos, pero nunca se debe olvidar que las lenguas sirven a la comunicación y, por consiguiente, su extensión y viabilidad no deben ser propiedades indiferentes para la atención que se les otorgue.

Nos damos cuenta de que estas reflexiones afectan a la llamada «lengua materna» con la que cada hablante mantiene una relación muy especial. Probablemente cada uno tiene la conciencia de que aprenderla ha sido el primer y principal esfuerzo de nuestra vida y de que, aprendida, llega a constituir una parte importante de nuestra personalidad. La lengua materna se constituye así como una parcela intocable de «lo propio» y da lugar a una actitud sentimental, irracional, que hasta hace mirar con aprensión las innovaciones y el cambio. Como dicen Francisco Marcos y Amando de Miguel en Se habla español, «incluso los escritores miran con suspicacia la incorporación de nuevas palabras que, condescendientemente, consideran como “préstamos” de otras lenguas. Los neologismos aparecen muchas veces como barbarismos pedantes y a menudo son objeto de algunas chanzas».

Nada tiene de extraño que un fenómeno de tal calado emocional repercuta en numerosas iniciativas de los políticos a la busca del voto y que un dato, lingüístico en sí mismo, ofusque a veces el juicio de personas preclaras. Los supuestos que clasifican los hechos lingüísticos como lenguas o idiomas, dialectos, hablas, etc., generan, más allá de su inevitable indefinición de límites, un sinfín de apasionadas polémicas.

En todo caso, en el último tercio del siglo XX millones de personas volvieron sus ojos hacia el estudio del español, que se convierte así en un bien económico para ciertos países que tienen la posibilidad de tratarlo como propio. La demanda de enseñanza del español ha aumentado de tal manera, que se ha podido decir (con evidente exageración) que en los países donde el inglés es lengua oficial el español es la segunda lengua más demandada, y en aquellos cuya primera lengua no es el inglés ni el español este es la tercera lengua preferida, inmediatamente detrás del inglés.

El crecimiento en todos los sentidos de la población hispana de Estados Unidos reclama también nueva atención a la lengua, que no siempre se percibe ya como un bagaje que es preciso abandonar para no ser discriminado. Los candidatos a presidente de Estados Unidos se ven obligados a atender más y más el voto hispano (y su lengua). El tratamiento que se deba dar al español en Estados Unidos es un problema político de no poca importancia.

De todas maneras, los puntos expuestos no tienen carácter político alguno. Van dirigidos a la reflexión de la comunidad educativa, padres, hijos, profesores, y a la sociedad en general. Los poderes públicos deberían limitarse a cubrir las necesidades que a este respecto manifiesten las personas, aceptando que son estas (las personas) y no los territorios los que tienen lengua propia que hay que respetar, lo cual habrá que aceptar también en aquellos casos de hablantes para quienes nuestra razones a favor del cultivo del español no resulten convincentes.

MIGUEL ÁNGEL GARRIDO GALLARDO ES PROFESOR DE INVESTIGACIÓN DEL GRUPO DE «ANÁLISIS DEL DISCURSO». CCHS/CSIC.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...







«Que haya ordenadores en clase no implica que se usen siempre» (Entrevista)

Pere Marquès Especialista en tecnologías aplicadas a la educación. El profesor explicó que las aulas digitales ofrecen más ventajas que problemas si se usan correctamente 

 

En un curso que trata sobre las ’Buenas prácticas en el uso de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) en la enseñanza’ no cabía otra opción que predicar con el ejemplo. Todas las charlas sobre este tema que tuvieron lugar ayer en el Palacio Miramar de Donostia, dentro de los Cursos de Verano de la UPV, fueron grabadas en vídeo y servirán para material didáctico online. Además, se creó una cuenta en Twitter exclusiva para el acto, y los asistentes podían enviar sus sugerencias o preguntas al instante. Uno de los ponentes fue Pere Marquès, profesor titular de Tecnología Educativa en la Universidad Autónoma de Barcelona, quien dio varios consejos sobre las TIC, ahora que el programa ’Eskola 2.0’ va a iniciarse en la ESO.

 

- ¿Qué es un aula digital?

- Se trata de un aula que tiene una pizarra digital y un ordenador portátil para cada alumno, y en el centro una intranet o una plataforma educativa que permite que todos estos ordenadores estén en contacto entre ellos, y tengan unos espacios comunes, donde guardar materiales o compartir archivos. Por supuesto, accederemos a la información y los contenidos a través de internet. La inteligencia la hemos de poner profesores y alumnos.

 

- ¿Qué razones hay para usar las TIC en educación?

- En primer lugar, porque los alumnos tienen necesidad de adquirir las llamadas competencias digitales y del tratamiento de la información. Con esto pasa como al montar en bicicleta: o tienes bicicleta o ya te pueden dar mil cursos teóricos, que no aprendes. En segundo lugar, porque tenemos más de un 30% de fracaso escolar. Estas aulas permiten multiplicar las posibilidades en cuanto a actividades, y éstas suelen ser mucho más dinámicas. Se trata de motivar más al alumnado, que aprendan más y mejor, y reducir el fracaso escolar.

 

- ¿Algún ejemplo concreto de buenas prácticas en el aula con estas tecnologías?

- Sólo hay que usar las TIC cuando tienen un valor añadido. Un ejemplo de esto es, por ejemplo, mandar a los alumnos buscar recursos sobre un tema. Si la semana siguiente toca hablar de la célula, podemos encargarles que busquen en internet, si quieren, pequeños vídeos o simulaciones, y se las preparen. Entonces, el día de clase, les damos la oportunidad de que salgan a la pizarra digital y ellos muestren y expliquen a sus compañeros lo que han encontrado. De esta forma, hacemos las clases más colaborativas, e incluso a veces el material que trae el alumno es mejor que el que tenía el docente. Este es un ejemplo de valor añadido: sin más horas de trabajo, todos aprendemos más, estamos más motivados y vamos en línea con los principios de la pedagogía actual.

 

- Habla de «derrumbar el mito de los nativos digitales». ¿A qué se refiere?

- A que es una verdad a medias, se quiere ver más de lo que hay. Es cierto que a estas generaciones se les ha puesto un videojuego delante prácticamente desde la cuna, por lo tanto tienen habilidad en los dedos, capacidad de respuesta a los estímulos y una gran imaginación para comprender los menús de la tecnología. También conocen las páginas donde bajarse música y películas, saben chatear, entrar en redes. Pero a la hora de buscar en Internet recursos para hacer un trabajo, no saben hacerlo de forma inteligente, con juicio crítico. Estas son las competencias que tienen que aprender en la escuela.

 

- ¿Y qué inconvenientes pueden tener esta tecnología?

- Estas tecnologías son herramientas, y si las herramientas no se usan bien, nos dan más problemas que ventajas. Si a un albañil que está acostumbrado a hacer agujeros en la pared con un martillo y una escarpa le dan un taladro sin explicarle cómo usarlo, le irá peor que con el martillo. Con la docencia ocurre lo mismo: si a un profesor acostumbrado a pizarra de tiza, libreta de papel y bolígrafo le ofrecen una pizarra digital y los netbooks sin explicarle cómo usarlos, terminará desistiendo. Sinceramente, cuando en un aula entran las TIC, los problemas suben. Pero si las usamos bien, ofrecen muchas más ventajas que inconvenientes.

 

- Hay quien dice que a través de los ordenadores podrían acceder a sitios de riesgo. ¿Qué opina?

- Hasta cierta edad, internet ha de ser un jardín con redes de seguridad, donde el alumno sólo se mueve por zonas seguras. Ocurre lo mismo en el mundo físico: al principio, sólo se mueven por casa y la escuela. A partir de cierta edad, hay que abrir esas puertas y decirle: «Mira, el mundo es todo esto, pero está lleno de peligros». En Internet hay que hacer lo mismo, acompañarles en los primeros momentos.

 

- ¿Y los niños no se distraerán en clase?

- Sólo si lo hacemos mal. En primer lugar, que haya ordenadores no quiere decir que se usen siempre. Ahora bien, cuando lo enciendan, yo tengo que estar dando vueltas entre ellos para ver lo que hacen, para ayudarles. Si me quedo en la mesa del profesor, es como si les gritara: «entrad en Facebook». Yo en su lugar lo haría, desde luego. Internet es muy goloso, por eso hay que organizar las clases para evitar que esto ocurra, pero ya depende de la competencia del profesor.

 

- ¿Están los profesores suficientemente formados?

- Unos sí y otros no. Actualmente, hay una parte del profesorado que ya tiene una formación adecuada en el uso de las TIC, entre un 15-30%. Pero yo diría que bastante más del 50% hoy en día tiene poca formación en su uso didáctico. Lo que ahora mismo bloquea a los profesores es el miedo a no saber, y el miedo a que las TIC les supongan más tiempos de trabajo.

 

- ¿Cómo habría que acercar las TIC a estos profesores que parecen reticentes?

- Cuando le damos formación, pierde el miedo a no saber, y cuando le mostramos modelos didácticos eficientes, pierde el miedo a la sobrecarga de trabajo. Lograr esto no es fácil: la formación debe ser adecuada, progresiva, y comenzar por los modelos más sencillos, no por las videoconferencias, ni por recursos complejos de algunas plataformas educativas. Esto viene luego, cuando llevan dos o tres años familiarizados. Podríamos decir que la profesión de maestro es ahora más difícil que antes, ya que necesitan las mismas cualidades que hace treinta años, más estas nuevas. Si no usas las TIC no puedes ser excelente. Esta es la realidad, lo que no quiere decir que no sea gratificante.

 

Tecnología educativa: Web de Pere Marqués

Blog de Pere Marqués: Chispas tic y educación

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Blog Profesora Samara (Sitios de Interés)

20110630003757-samara.jpg

Un blog donde encontrarás poesía, música y variadas actividades en español

Entrar en el blog

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



Las empresas valoran más la iniciativa que la técnica (Reportaje)

20110726162513-estudiantes-44896.jpeg

Un joven necesita saber idiomas y demostrar sus habilidades sociales para encontrar trabajo.- Las multinacionales prefieren licenciados sin experiencia para darles su formación.


El desempleo juvenil, que ha sido uno de los desencadenantes de estallidos sociales en Grecia y Túnez, se ha convertido en un síntoma de los tiempos desde que comenzara la crisis. La Organización Mundial del Trabajo estima que la mitad de los desempleados del mundo son menores de 24 años de edad y que la tasa de paro entre jóvenes dobla al mismo índice entre adultos. El Instituto de Empresa considera que la única opción para un recién licenciado a la hora de buscar empleo es diferenciarse del resto mediante sus habilidades sociales.

Las empresas valoran la inteligencia emocional, la facilidad para trabajar en equipo y el espíritu de sacrificio por encima de los conocimientos técnicos de los recién licenciados, según se recoge en un informe elaborado por el IE University y la consultora de comunicación Kreab Gavin Anderson sobre una muestra de 38 empresas procedentes del IBEX 35, del ranking Best places to work y Merco empresas 2010. "A las grandes compañías les importa más formar a personas que a técnicos", afirma Francisco Mata, coordinador del informe y decano de estudios de grado de IE University. "Se observa un cambio de tendencia hacia las exigencias de la empresa estadounidese, donde lo que cuenta es la propia personalidad del candidato". El decano de la IE University anuncia el fin de la era de los oficinistas grises: "El empresario quiere gente nueva, que aporte ideas frescas desde el primer día y que se comprometa con el proyecto".

Esta actitud proactiva es una de las debilidades del candidato español, que según la encuesta tiene como asignaturas pendientes la autoexigencia, movilidad geográfica y capacidad de sacrificio. Sin embargo, ganamos la carrera a los anglosajones en aptitudes como la puntualidad, la sinceridad y la capacidad de aprendizaje. Precisamente este último punto es uno de los elementos claves en el cambio de mentalidad del contratante. Las multinacionales buscan un perfil interdisciplinario porque estiman que un licenciado que se ha interesado por distintas áreas de su profesión aprende más rápido y se adapta mejor a los cambios.

Las titulades más demandadas son Administración y Dirección de Empresas, Ingeniería de Sistemas, Finanzas y Derecho

El 51% de los encuestados prefiere contratar a un titulado sin experiencia en otras compañías, una tabula rasa. De esta manera, su especialización provendría casi exclusivamente de los cursos que imparte la compañía y los nuevos trabajadores se modelarían a su medida. En cuanto a su formación anterior, el 94% de las empresas afirman que no toman en cuenta si la universidad de los recién licenciados es pública o privada, pero les importa el prestigio del centro. "La empresa considera que una buena universidad extrema los filtros para la selección de sus estudiantes y eso les garantiza un mejor candidato", explica Mata.

España, la puerta de Europa a Iberoamérica

Los idiomas siguen siendo un punto fuerte en el currículum de cualquier candidato, pero no es suficiente con hablar inglés, francés y portugués [las lenguas más demandadas en España]. Hay que tener un perfil internacional. "Muchas de las compañías que operan aquí, consideran España como la puerta que conecta Europa con Iberoamérica. Necesitan empleados dispuestos a dar el salto. Alguien que se sienta cómodo en un ambiente internacional, que pueda sacar provecho a las posibilidades que ofrece otro entorno y que sepa tratar con gente de culturas diferentes", señala el decano de la IE University. "Un estudiante que haya cursado una beca Erasmus o Leonardo saldrá privilegiado con respecto al resto".

El mercado demanda titulados en Administración de empresas, ingenieros, licenciados en Finanzas y Derecho, pero no les ofrece oportunidades de oro. En los últimos tres años, la beca y el contrato en prácticas han sido los regimenes de contratación más habituales y se prevé que continuará siendo así durante el próximo lustro.

elpais.com

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,




La Real Academia creó departamento para canalizar las críticas a su diccionario (Noticia)

La Real Academia Española creó una unidad para canalizar las críticas y propuestas relacionadas con el diccionario, que serán estudiadas de inmediato e incorporadas a la edición digital, si se consideran adecuadas.

"El diccionario no puede ser políticamente correcto porque la lengua sirve para amar pero también para insultar. No podemos suprimir las palabras que usamos cuando nos enfadamos o cuando somos injustos, arbitrarios o canallas", afirma en una entrevista con EFE el secretario de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva.

Esa unidad, cuya dirección de correo electrónico es unidrae@rae.es, es interactiva y tendrá un lugar específico en el nuevo portal que abrirá en los próximos meses la Academia.

"Cualquier hablante es una autoridad para nosotros, en el sentido de que puede apreciar que en el DRAE faltan cosas o sobran otras", señala el secretario, quien pone como ejemplo las críticas enviadas por "una colombiana que vive en Australia" sobre la palabra "champú", definida como "loción, cuando realmente es un jabón".

"Esa señora tenía toda la razón del mundo, y hemos aprovechado para revisar las palabras conexas, como jabón, loción o gel", precisó Villanueva.

Así, la definición de champú se modificará en la 23ª edición del diccionario, que se publicará en 2014, como broche final de la celebración del tricentenario de la Real Academia Española.

Etiquetas: , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



Ms


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next