Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2010.

Álex de la Iglesia, Premio Nacional de Cinematografía

El director, guionista y presidente de la Academia de Cine, Álex de la Iglesia, ha obtenido el Premio Nacional de Cinematografía 2010, dotado con 30.000 euros, que concede el Ministerio de Cultura a los profesionales que durante el año anterior han desarrollado la labor profesional más sobresaliente.

"Me siento feliz y orgulloso porque es un honor increíble. Lo agradezco infinito. Objetivamente me siento avergonzado porque, al menos, me vienen a la mente cinco personas que se lo merecen más que yo", ha manifestado el galardonado nada más conocer la noticia según el comunicado elaborado por la Academia de Cine.

El galardón ha sido para el cineasta vasco "por su incuestionable trayectoria profesional, innovadora y transgresora, que sin duda ha enriquecido el lenguaje" del cine español.

También por su papel al frente de la Academia y su "clara labor" a favor "del consenso y del acercamiento entre todos los que forman parte del cine español, y de ellos con la sociedad", según informó hoy una nota de la Academia.

De la Iglesia (Bilbao, 1965) se estrenó como presidente en los "Goya" en su última entrega, el pasado mes de diciembre, logrando la "reconciliación" de Pedro Almodóvar con la Academia, una institución que el cineasta manchego había abandonado en 1975. "Tenéis un presidente muy pesado -le dijo Almodóvar al auditorio-. Realmente estoy aquí porque ha insistido hasta la saciedad, hasta hace dos días"

El jurado, presidido por el director general del Instituto de Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), Ignasi Guardans, ha estado formado por Rosario Alburquerque, Teresa Enrich, Ricardo Steinberg, Juan Carlos Cuello, Jesús Robles, Álvaro Augustín, Cayetana Guillén Cuervo, Virginia Yagüe, Chus Gutiérrez y Maribel Verdú, premiada el año pasado.

De la Iglesia (Bilbao, 1965) recibirá el premio el próximo septiembre, en el marco de la 57 edición del Festival de San Sebastián.

www.elmundo.es

No hay comentarios. Comentar. Más...

San Fermín (Fotos)

 

 

Aunque muy cuestionada, la tradición de correr frente a los toros continúa siendo algo interesante de conocer.

Para ver las fotos entra aquí

No hay comentarios. Comentar. Más...

Realidad aumentada, la última revolución digital (Reportaje)

www.muyinteresante.es

La nueva tecnología interactiva de la Realidad Aumentada añade información virtual a escenarios reales y ya se aplica en campos como el ocio, la medicina o la educación. Escribe Javier Pedreira, coautor del blog Microsiervos.

En una de las primeras escenas de Terminator 2, el ciborg interpretado por Arnold Schwarzenegger entra en un bar de moteros en busca de ropa, ya que, por algún extraño motivo nunca explicado, la increíble tecnología que le permite viajar en el tiempo le obliga a hacerlo completamente desnudo. Algunas de las tomas de esa escena están realizadas desde el supuesto punto de vista subjetivo del robot y, en ellas, se ve cómo aparece información superpuesta a lo que este Terminator T-800 ve. Se trata de datos que le revelan varias cosas, como si la persona que está viendo representa una amenaza o si es de la talla adecuada para que sus ropas le sirvan.

Dejando aparte cuestiones filosóficas de si para el ciborg esa forma de ver las cosas es la típica o no y de si para él representa su percepción habitual, estas tomas dan una idea bastante aproximada de lo que supone el concepto de realidad aumentada (RA): disponer de alguna tecnología que permita añadir información de forma virtual a la realidad física ya existente, y normalmente en tiempo real.

Información suplementaria sin realizar ni un movimiento


Sin necesidad de recurrir a las películas, lo cierto es que este tipo de tecnología se viene utilizando desde hace algún tiempo en distintos campos. Se usa, por ejemplo, en los head-up displays de las aeronaves militares, que son unas pantallas de visualización transparentes sobre las que se proyectan datos básicos del vuelo, como la altitud, la velocidad, el rumbo y la posición de otros aviones. De esta forma, el piloto no tiene necesidad de apartar la vista del exterior, ya que los datos aparecen ante él. Los modelos más recientes incorporan incluso esa pantalla en el propio casco del piloto, con lo que ya ni siquiera es necesario que este mire al frente para estar informado permanentemente.

Esta tecnología ha pasado también a utilizarse en aviones comerciales como el Embraer 145 o el Airbus A380, por citar un par de ejemplos, y de hecho está empezando a ser ofertada como un extra en ciertos turismos, con esa misma idea de que el conductor no tenga que apartar la vista de la carretera más de lo necesario.

Otra área donde se aplica el sistema de realidad aumentada es el de la ayuda a técnicos de mantenimiento, en especial en la industria aeronáutica. En este caso, la proyección de información pertinente acerca de la tarea que se está desarrollando reduce el tiempo necesario para realizarla y, de paso, evita a los operarios tener que cargar con complejos y pesados manuales. Los sistemas más sofisticados son incluso capaces de superponer a lo que está viendo el técnico –mediante un software de reconocimiento– la información necesaria sobre el elemento con el que está trabajando.

La realidad aumentada también ha encontrado un hueco en la medicina, ya que puede aplicarse en numerosas situaciones, por ejemplo, para superponer en un informe clínico datos procedentes de pruebas diagnósticas o para visualizar los bordes de un tumor, que son invisibles a simple vista. Incluso, siendo un poco generosos con la aplicación del término, también es posible incluir como un tipo de RA algunas retransmisiones televisivas deportivas, donde se añaden gráficos a las imágenes con el fin de comprobar si en efecto hubo un fuera de juego o si la bola botó dentro de la pista en un partido de tenis.

El caso de estas retransmisiones es especial, porque pierden el elemento de interactividad que incluye la definición de realidad aumentada de Ronald Azuma, experto en ciencias computacionales del Nokia Research Center Hollywood, en California. Según su descripción –una de las más aceptadas–, la RA tiene que combinar elementos reales y virtuales, ser interactiva y en tiempo real, y funcionar en 3D.

Existen también interesantes proyectos educativos, como el desarrollado por la Unidad LabHuman, del Instituto I3BH, en la Universidad Politécnica de Valencia. Sus investigadores han creado unos cuadernos que incluyen unas cartulinas con un código. Estas sirven para que una webcam coloque en el monitor donde trabaja el alumno una imagen 3D acorde con los contenidos de la lección que está estudiando. La imagen se puede girar, acercar y alejar, ver desde distintas perspectivas y, según confirman los profesores que participan en el proyecto, el método ha servido para incrementar el rendimiento escolar.

De todos modos, hasta hace poco la realidad aumentada era algo bastante desconocido fuera de las películas, de estos campos de aplicación y de programas un tanto específicos. Sin embargo, la situación está cambiando gracias al desembarco de esta tecnología en los teléfonos móviles y en los medios impresos. En efecto, en 2009 aparecieron las primeras pruebas en revistas como Esquire Wallpaper–y en abril de este año, en Quest, el MUY holandés–, donde aparecía un código QR –Quick Response–, que es como un código de barras, pero dispuesto en una matriz cuadrada de puntos. Cuando este QR es convenientemente leído por una webcam o por la cámara de un móvil, permite acceder a información adicional.

En el caso de la estadounidense Esquire, por ejemplo, era necesario descargar una aplicación gratuita de su web; una vez instalada, lanzaba vídeos con contenido adicional, vídeos que, además, dado que la aplicación es capaz de saber a qué hora del día está funcionando, no son siempre los mismos.

Pero no hace falta irse al extranjero para encontrar iniciativas de este tipo. En España, la editorial Bidimobile se les adelantó con sus Bidibooks, unos libros editados en seis idiomas que, mediante el uso de los códigos QR, permiten enlazar los contenidos de estos con textos, imágenes y vídeos de Wikipedia, Flickr y YouTube.

Nace una nueva forma de hacer turismo



Una de las colecciones de Bidibooks son las Urban Visions, que ofrecen un punto de vista alternativo de algunas de las ciudades más conocidas del mundo, con lo que los libros de esta serie podrían convertirse en unas guías de viaje que consultaríamos in situ gracias al móvil. Al hilo de esto, los códigos QR podrían ser muy útiles si se añadieran a una placa turística ubicada en la fachada de edificios emblemáticos o singulares. Obtendríamos así información sobre la ciudad, sus calles y sus monumentos con nuestro teléfono. De hecho, este es el alma máter del proyecto Costa da Morte.

En realidad, los móviles están aprendiendo a ver el mundo y a ofrecernos algunas capas de información adicional a través de sus pantallas. Los de última generación son precisamente los que están contribuyendo más a la popularización de la RA. Estos dispositivos usan el GPS para ubicarse geográficamente y saben hacia dónde están mirando gracias a las brújulas y acelerómetros que incorporan. Esto, unido a programas o aplicaciones adecuadas, permite meternos vía móvil en el mundo de la realidad aumentada.

Uno de estos programas es Layar, un navegador disponible por ahora para el iPhone 3GS –es el modelo que incorpora brújula– y para teléfonos Android. La información que puede mostrar este software es muy variada y sirve, por ejemplo, para localizar casas en venta o en alquiler, cajeros automáticos, farmacias e, incluso, ofertas de trabajo. Otra aplicación muy similar es Wikitude World Browser, que muestra puntos de interés superpuestos a la imagen que está captando la cámara del móvil.

Un menor precio de acceso a la Red aumentará la demanda


De todos modos, y aunque la tecnología que les permite funcionar ya está disponible, el problema actual reside en que este tipo de programas tenga de verdad información que mostrar. En el caso de Layar –que en el mes de mayo inauguraba su tienda on-line–, al principio sólo aportaba datos acerca de ciertas ciudades de Holanda, que es el país de origen de la aplicación. Con Wikitude, los datos que se muestran al cliente son los contenidos que hay en los servidores de la empresa. En este sentido, la bajada de precios tanto del acceso móvil a internet como de los propios teléfonos inteligentes no serán sino factores que contribuyan a aumentar la demanda y aceptación de este tipo de servicios. Es en este punto donde entran en juego, o deberían hacerlo, administraciones públicas y empresas, para desarrollar y ofrecer de forma conjunta datos atractivos e interesantes para los usuarios.

Las empresas podrían hacer negocio vendiendo el acceso a estas capas de información y, en el caso de las administraciones públicas, lo propio sería que las sirvieran de forma gratuita. Hay que tener en cuenta que muchas de ellas, si no todas, manejan bases de datos gigantescas de todo tipo, que han sido creadas con dinero procedente de fondos públicos.

Según vaya avanzando la tecnología, es probable que acabemos llevando unas gafas o incluso lentillas sobre las que se proyecte información, como si fuera un head-up display personal al estilo del que asiste al Terminator en su misión de matar a Sarah Connor. Por ahora, tal extremo cae en el campo de la ciencia ficción... aunque cada vez con más de la primera que de la segunda.

12/07/2010

Para saber más: Realidad aumentada

Etiquetas: , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...

Fito & Fitipaldis - Antes de que cuente diez (videoclip)

Puedo escribir y no disimular
es la ventaja de irse haciendo viejo
no tengo nada para impresionar
ni por fuera ni por dentro.

La noche en vela va cruzando el mar
porque los sueños viajan con el viento
y en mi ventana sopla en el cristal
mira a ver si estoy despierto.

Me perdí en un cruce de palabras
me anotaron mal la dirección
ya grabé mi nombre en una bala
ya probé la carne de cañón
ya lo tengo todo controlado
y alguien dijo no, no, no, no, no
que ahora viene el viento de otro lado
déjame el timón
y alguien dijo no, no, no

Lo que no llegará al final
serán mis pasos, no el camino.
No ves que siempre vas detrás
cuando persigues al destino.

Siempre es la mano y no el puñal
nunca es lo que pudo haber sido
no es porque digas la verdad
es porque nunca me has mentido.

No voy a sentirme mal
si algo no me sale bien
he aprendido a derrapar
y a chocar con la pared
que la vida se nos va
como el humo de ese tren
como un beso en un portal
antes de que cuente 10.

Y no volveré a sentirme extraño
aunque no me llegue a conocer
y no volveré a quererte tanto
y no volveré a dejarte de querer
dejé de volar me hundí en el barro
y entre tanto barro me encontré
algo de calor sin tus abrazos
ahora sé que nunca volveré.

Video y Letra 


Etiquetas: , , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



Por qué a los españoles se nos da mal el inglés (Reportaje)

No son los genes. Nuestro número limitado de sonidos vocálicos, el doblaje en cine y televisión y la incorporación reciente a nuestra enseñanza de la lengua de Shakespeare explican que andemos lejos de nórdicos y portugueses

FERNANDO GALVÁN 19/07/2010

Como cada año, miles de españoles aprovechan el verano para someterse a cursos intensivos y/o realizar estancias en el extranjero con el objetivo de aprender inglés. Resulta lógico: el inglés es hoy incuestionablemente la lengua de comunicación internacional. Se supone que cualquier persona con una cultura media la conoce, igual que conoce el correo electrónico o Internet. Y es muy llamativo que el número de hablantes de inglés como segunda lengua sea ya superior al de los que la tienen como lengua materna. A mitad del siglo XX, el 9% de los habitantes del planeta tenían como lengua materna el inglés, un porcentaje que, según las estimaciones, se reducirá al 5% en 2050. Sin embargo, mientras que hacia 1950 unos 250 millones de personas hablaban inglés como segunda lengua, para el año 2050 esta cantidad se habrá multiplicado por cinco, hasta alcanzar los 1.250 millones de personas; un dato muy revelador de la evolución del inglés en todo el mundo.

Que el inglés sea la lengua dominante en los territorios que fueron parte de su poderoso imperio colonial no puede sorprendernos, pues así ha ocurrido con otras lenguas en el pasado (el griego, el latín o nuestra propia lengua española). Pero que, además, se haya convertido en un idioma utilizado comúnmente en ciertos países europeos, como los nórdicos, en los que Reino Unido nunca ha ejercido ningún poder político, resulta ya más sorprendente. Cada día son más los centros de enseñanza superior, dentro y fuera de Europa, que emplean el inglés, especialmente para sus estudios de posgrado. Llama la atención que prestigiosas universidades del ámbito germánico, o de Europa oriental, hayan renunciado al alemán -lengua de la ciencia y de la filosofía desde el siglo XIX- para plegarse a la dominación del inglés, de modo que la docencia en muchos de esos estudios se imparte en ese idioma.

En España está empezando a ocurrir lo mismo, al menos en unas pocas universidades, pero la sensación generalizada que tienen los españoles es de no estar a la altura de otros europeos, universitarios o no, e incluso de ciertas élites culturales latinoamericanas. ¿Por qué nos cuesta tanto hablar inglés? ¿Es que hay entre los españoles algún gen reacio a esa lengua? Naturalmente, la respuesta ha de ser negativa. No hay nada orgánico, ni étnico, en el hecho de que el porcentaje de españoles capaz de comunicarse fluidamente en inglés sea muy inferior al de la población nórdica, la germánica o incluso la de algunos países eslavos. Los motivos son de tipo cultural, educativo y, evidentemente, también lingüísticos.

Comencemos por estos últimos. El español, y nuestras otras lenguas románicas (a las que habría que añadir también el vasco), no pertenecen a la familia lingüística del inglés, que es el grupo de lenguas germánicas. Es obvio que resulta mucho más fácil para un español aprender gallego, catalán, italiano o francés que sueco, alemán, o inglés. La gramática y, sobre todo, el vocabulario suelen ser muy parecidos entre las lenguas de una misma familia.

Pero esta explicación nos vale solo en parte. ¿Por qué nuestros vecinos portugueses hablan mejor inglés que los españoles? Uno de los motivos es de índole lingüística, y tiene que ver con los diferentes sistemas vocálicos del castellano y del portugués, lo que explica también que, tratándose de dos lenguas cercanas (y mutuamente inteligibles en su expresión escrita), ofrezcan tantas dificultades para su mutua comprensión oral, al menos para los hispanohablantes.

Los diferentes sonidos vocálicos del portugués suponen una barrera inicial para los hablantes de español, que armados con nuestro sencillo sistema de cinco vocales, nos sorprendemos ante la diversidad lusa. Por eso, la dificultad que experimentamos los hispanohablantes cuando nos enfrentamos al aprendizaje del sistema de 12 vocales del inglés es superada con facilidad por los portugueses. Si uno está acostumbrado a que en su lengua materna una "a" no siempre suena igual, poco le costará adaptar el oído (y la pronunciación) a un sistema que, aunque distinto, se basa en la diferenciación no entre cinco sino entre más del doble de vocales. En cambio, los españoles luchamos denodadamente durante décadas por distinguir entre ship y sheep, entre latter y letter,entre cut, cot y caught, etcétera.

Otra explicación se halla en el entorno socio-cultural en el que nos movemos, y sobre todo, en los medios audiovisuales que nos rodean. Es un hecho demostrado que una lengua se aprende más fácilmente si existe un entorno propicio en el que los sujetos están "expuestos" a la lengua en una gama variada y múltiple de circunstancias. No basta con las horas que dediquemos a aprender el idioma en el aula. ¿Acaso los estudiantes españoles no dedican, en las fases obligatorias de la enseñanza, un elevado número de años, a razón de un promedio de tres horas semanales, a estudiar inglés? ¿Cómo es posible que, después de tantas horas dedicadas al estudio, muchos de nuestros jóvenes sean incapaces de entender y de comunicarse en este idioma en situaciones de la vida cotidiana? Pues bien, el hecho importante es que, salvo en casos excepcionales o muy restringidos, la mayoría de nuestra población no está sometida al inglés hablado en casi ninguna circunstancia. Cuando el estudiante sale del aula, acaba su exposición oral al idioma. No lo escucha en la radio, ni en la televisión, ni en el cine.

Y no es que la cultura audiovisual norteamericana no nos haya "invadido" en medida similar a nuestro vecino Portugal o al resto del continente europeo. Pero ocurre que en otros países no se doblan las series de televisión norteamericanas y las películas se exhiben en los cines en versión original con subtítulos. En España, sin embargo, el franquismo impuso el doblaje a todos los productos audiovisuales foráneos, lo que facilitaba la censura y permitía la "hispanización" y uniformidad lingüística de las voces y los acentos extranjeros. Los estudiantes polacos o suecos, portugueses u holandeses, están acostumbrados, desde su más temprana edad, a la exposición oral al inglés. Acaban su jornada escolar y, al conectar en casa sus televisores para ver sus dibujos animados o sus series favoritas, buena parte de ese material les llega en inglés. Así, casi sin darse cuenta, siguen aprendiendo fuera del aula, y para ellos el inglés ya no es una asignatura más del currículum, sino que forma parte de su entorno vital extra-escolar. Para utilizar una terminología en boga, podríamos decir que el inglés se convierte así en materia "transversal", que se aprende mientras se está haciendo otra cosa.

El entorno educativo es también esencial para el aprendizaje de una lengua extranjera; y es cierto que el acceso de los españoles al inglés data de menos de medio siglo, pues hasta los años setenta del siglo XX su implantación en nuestros centros escolares era muy reducida. No era tan fácil, en los años sesenta, encontrar institutos de enseñanza media donde se enseñara inglés. Si no teníamos hasta hace poco suficientes profesores bien preparados para enseñar esta lengua; si no empezábamos a enseñar inglés a los niños hasta después de los 10 años, ¿cómo podemos esperar igualar el nivel de competencia lingüística de otros países europeos?

Hoy, por fortuna, los programas de enseñanza bilingüe en las escuelas de Infantil y Primaria, y su extensión a la Enseñanza Secundaria, hacen concebir esperanzas de que dentro de unos años la capacitación de nuestros adolescentes sea bien distinta de la actual. Pero, al mismo tiempo, hay que mejorar también los niveles de exposición social y cultural al inglés en los medios de comunicación, y fomentar la gradual internacionalización de nuestras universidades, internacionalización que implica inexorablemente la mayor presencia del inglés y, por ende, la mejora en nuestra capacidad de entender y hacernos entender en este idioma.

Fernando Galván es catedrático de Filología Inglesa y rector de la Universidad de Alcalá.

 

www.elpais.com

 

 

 

Etiquetas: , ,

No hay comentarios. Comentar. Más...


¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (Descargar libro PDF)

 

 

 

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (en inglés: Do Androids Dream of Electric Sheep?) es una novela corta, perteneciente al género de la ciencia ficción, escrita en 1968por Philip K. Dick (1928-1982).

El clásico del cine de ciencia ficción, Blade Runner, dirigido por Ridley Scott en 1982 se basa –aunque muy libremente– en esta novela. Dick murió ese mismo año, antes de que se estrenara la película.

La acción se sitúa en un mundo cubierto de polvo radiactivo, tras una guerra nuclear que ha matado a casi todos los animales, por lo que la gente tiene animales eléctricos. El protagonista es Rick Deckard, un ex-policía y experto Blade Runner (aunque en la novela no tiene este nombre, sino el de «cazador de bonificaciones»), que debe eliminar a un grupo de Nexus 6 —androides de última generación casi idénticos a seres humanos— que ha llegado hasta la Tierra, huyendo desde una colonia espacial debido a las terribles condiciones de vida a las que estaban sometidos.

La novela, uno de los clásicos de Dick, trata temas como el impreciso límite entre lo artificial y lo natural, la decadencia de la vida y la sociedad, y aborda diversos problemas éticossobre los androides. También, dado su estética y descripciones de un mundo destruido, abandonado, donde la tecnología es omnipresente, se la puede enmarcar en el género delcyberpunk.

Reseña completa en wikipedia.org

 

Descargar libro

Etiquetas: , , , , , , , , ,


Don Quijote de la Mancha (Audiolibro)

Leer escuchando es un sitio web muy interesante (www.leerescuchando.net), dónde es posible escuchar en linea algunos títulos de la literatura universal. También es posible descargar los libros en formato mp3, aunque para ello sea necesario registrarse antes en el sitio. 

Representa una singular contribución que ayuda a mantener el contacto con la lengua española.   

Muy bueno.

Entrar en el sitio

Etiquetas: , , , , , ,




Aprender Español (Sitio Web)

20100729214151-imagem.jpg

Cientos de ejercicios para aprender español online. Enlaces a los mejores ejercicios en lengua castellana.

 

Entrar en el sitio

Etiquetas: ,

No hay comentarios. Comentar. Más...



Archivos

Ms


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next