2. Quemarse las pestañas: leer mucho.

Ejemplo: Los estudiantes se deberán quemar las pestañas para aprobar en ese examen.