Hace 20 delirábamos de felicidad. Clasificamos a USA 94, goleamos, éramos los mejores y éramos favoritos para ser campeones. Lamentablemente, también éramos los favoritos de Pelé.

Caímos en la maldición de Edson Arantes, el Nostradamus del fútbol. Sus predicciones, con el paso de los mundiales,  se convirtieron en un mal para Alemania, España, el mismo Brasil y Colombia

Pero hoy, 20 años después, cuando volvemos a clasificar, a golaear, a ser los mejores, queremos un buen mundial, queremos llegar lejos, y por eso queremos que bajo ningún motivo, Pelé nos tenga como favoritos.

¡Pelé, Colombia no!

Unámonos todos en un solo mensaje #PeléFavoritosNo hagamos lo que sea necesario, para que Pelé diga en radio, televisión, twitter o Facebook:

"Colombia no es mi favorita"

¡Pelé, Colombia no!