Muñecas que conversan, robots que entienden emociones, y asistentes virtuales: La inteligencia artificial es cada vez más común, y está cambiando el mundo.