El cortometraje "Conexión real" protagonizado por Guillermo Francella y su hijo Nicolás forma parte de una campaña de una marca de ropa que busca generar conciencia sobre el uso de la tecnología. El emotivo trabajo fue seleccionado para participar en el Festival de Cannes.