Los impactos del cambio climático destruyen los hogares y los medios de sustento vida de las personas, dañan nuestra infraestructura e interrumpen las comunicaciones y el comercio. Además, el cambio climático está poniendo en riesgo los logros del desarrollo y la gente pobre y marginada es a menudo la más afectada por este proceso. Aunque detuviéramos las emisiones inmediatamente, el mundo no pararía calentarse debido a la cantidad de gases que ya hemos emitido. Es por eso que tenemos que hacer ambos: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse al inevitable cambio climático. Pero ¿cómo nos podemos adaptar, teniendo en cuenta que la extensión precisa y la forma del cambio climático son desconocidas?