Luz sin grandes redes eléctricas, transferencias financieras sin oficinas de banco, transporte sin carreteras. La tecnología está llevando progreso a los rincones más desconectados del planeta.