Muchacho: Me recomendaron un bistró francés re exclusivo. Ahhhh debe ser acá.
Novia: Qué romántico, no se ve nada.
Muchacho: Guarda con las sillas (susurrando)
Novia: ¡Qué bien puesta está esta vela!
Muchacho: y… son franceses. ¿Podemos pedir caracoles? que sé como se dice: “escargot”.
Novia: ¡Qué pronunciación!
Muchacho: También sé como se dice “fondeau”.
Novia: ¿Cómo?
Muchacho: “Fondeau”. Por eso cuando venga el “garcão”, deja que “parle moi” eh, que yo entiendo. ¿No quieres pedir una Quilmes?
Novia: ¡Dale!
Muchacho: ¿Garcão? ¿Alô garcão?
Camarero: ¡Volvió la luz! ¡Hoy es martes y hay pulpo! ¡Parten dos pulpos a la seis!
Muchacho: A mí me encanta el pulpo.
¡Pulpo!
Narrador: Una cena, un encuentro, una Quilmes.