Hace veinticinco años que me pregunto…
Le presento a la señorita Irene Meléndez Hastings, la nueva secretaria del juzgado.
¿Señor Expósito? Llamaron de la veinticinco que tenemos un homicidio.
Y hace veinticinco años que me contesto lo mismo: “deja para otra vida”
Ahora quiero entender todo.
¿Y qué sabes de escribir novelas vos?
Quiero escribir sobre la causa de Morales
El tipo va todos los días a las terminales a ver si encuentra al asesino doctora.
Es como si la muerte de la mujer lo hubiese dejado detenido ahí para siempre
Tenes que ver lo que son los ojos de él. Están en estado de amor puro.
No hay manera que te puedas sacar de la cabeza a Irene.
¿Cómo hizo para aprender a vivir sin ella?
Dime una cosa, cuando lo encontremos al tipo este, ¿qué condena le toca?
Y a homicidio calificado con violación le corresponde perpetua.
¿Ustedes quiénes son?
Mike Hammer boludo.
El asesino sabe que lo estamos buscando.
El tipo puede cambiar de todo, pero hay una cosa que no puede cambiar, no puede cambiar de pasión.
¿Le puedo pedir un favor? No se meta.
¡Van a saber lo que es la justicia hijos de puta!
Mi vida entera fue mirar para adelante. Atrás no es mi jurisdicción.
¡No!
Ni piense más, no piense más.
No se debe nada tío, lo que tomo yo lo pago yo y vos lo sabes.
Los ojos hablan.
Pánfilo.