Corea del Sur es el país con mayor concentración de teléfonos inteligentes, cerca de un 70% de la población tiene uno de esos aparatos.

Pero el uso excesivo de estos aparatos está afectando a muchos menores. Uno de cada cinco sufre de problemas como depresión y ansiedad si son separados de sus celulares inteligentes.

El problema de la adicción es tan grave que las escuelas organizan ahora campamentos para disminuir la dependencia de esta tecnología.

bbcmundo