Facebook Twitter Google +1     Admin

Cuba fue una vez el mayor exportador de azúcar del mundo, pero la industria quedó devastada en la década de 1990 cuando la Unión Soviética -su gran comprador– desapareció.

Los campos de caña fueron invadidos por las malas hierbas, muchas fábricas se redujeron a ruinas y más de 100.000 personas perdieron su puestos de trabajo.

Sin embargo, los precios del azúcar están aumentando de nuevo y Cuba aprovecha la oportunidad de recuperar algo de la gloria perdida.

Por eso, ha comenzado a reabrir algunos de sus antiguos molinos.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Archivos

Ms


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next