Facebook Twitter Google +1     Admin

El terrateniente Ramón Pueyrredón Aguirre arreaba rumiantes en su remoto rancho.

Se aburría Ramón encerrado en su recurrente rutina.
Resuelto a romperla arrancó rumbo a tierras rimbombantes.

¡Arre!

Recorriendo Recoleta Ramón reparó en un rodaje y de repente... ¡una revelación!
¡Rayos!
Resolvió arrimarse al reconocido realizador Rasputín Romanov y correr el riesgo de requerirle un rol de reparto en su relato.
Romanov sonrió: eres atorrante... ¡y churro!
Ramón, zorro, le regaló un riquísimo Navarro Correas recelosamente reservado que recordaba el terruño y el ruso regodeándose respondió: rendirás.

¡A rodar!
y resultó que en la remake romance río arriba Ramón representó a un terrateniente que arreaba rumiantes en su remoto rancho.

Ramón realizado recuperó su sonrisa.

¿Cuántas erres tiene su vino?

Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Archivos

Ms


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next