20120724164452-dias-de-la-semana.jpg

¿Cómo surgieron los nombres de los días de la semana?

 Una duda muy recurrente por parte de los estudiantes brasileños de español, es el origen del nombre de los días de la semana.

 En el Imperio Romano, la astrología introdujo en el uso popular la septimana, es decir, siete mañanas, de origen babilónico. Inicialmente, los nombres de los dioses orientales fueron sustituidos por equivalentes latinos. El cristianismo, por su parte, sustituyó el día del Sol, solis dies, por dominica, día del Señor; y el saturni dies, día de Saturno, por sabbatum, derivado del hebraico shabbath, día de descanso consagrado en el antiguo testamento. Los otros días eran dedicados a La Luna (Lunes); Marte (Martes); Mercurio (Miércoles); Júpiter (Jueves); y a Venus (Viernes).

En portugués el término “feira” surgió porque, en semana santa, todos los días eran feriados – férias o feiras – y, además, los mercados funcionaban al aire libre. Con el tiempo, la Iglesia abolió de la liturgia los nombres paganos de los días, oficializando las feiras. El domingo, que sería la primera feira, conservó el mismo nombre por ser dedicado a Dios. El sábado fue mantenido en respeto a las referencias bíblicas. A pesar de la oposición de la Iglesia, las designaciones paganas sobrevivieron en todo el mundo cristiano, menos en lo que sería más tarde Portugal, gracias al apostolado de San Martín de Braga (siglo VI), que combatía la costumbre de "dar nombres de demonios a los días que Dios creó".

 San Martín de Braga