Facebook Twitter Google +1     Admin

Se me acabó la fuerza 
de mi mano izquierda 
voy a dejarte el mundo
para ti solita
como al caballo blanco
le solté la rienda
a ti también te suelto
y te me vas ahorita
y cuando al fin comprendas 
que el amor bonito
lo tenías conmigo
vas a extrañar mis besos
en los propios brazos
del que esté contigo
vas a sentir que lloras
sin poder siquiera
derramar tu llanto
y has de querer mirarte
en mis ojos tristes
que quisiste tanto
que quisiste tanto
que quisiste tanto
cuando se quiere a fuerza
rebasar la meta
y se abandona todo
lo que se ha tenido
como tú traes el alma
con la rienda suelta
como al caballo blanco
le solté la rienda
a ti también te suelto
y te me vas ahorita
y cuando al fin comprendas 
que el amor bonito
lo tenías conmigo
vas a extrañar mis besos
en los propios brazos
del que esté contigo
vas a sentir que lloras
sin poder siquiera
derramar el llanto
y has de querer mirarte
en mis ojos tristes
que quisiste tanto
que quisiste tanto
que quisiste tanto
se me acabó la fuerza
y te solté la rienda

Comentarios  Ir a formulario

profgustavo

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Archivos

Ms


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next