Facebook Twitter Google +1     Admin

Sale sola de noche María, 
pena por la ciudad, 
recorriendo las calles que 
un día negó besos en la oscuridad. 

Y se nubla la vista María, 
porque duele recordar 
que los besos negados María, 
nunca más regresarán. 

En las noches por ese camino, 
algo extraño puede pasar, 
al sentir en los labios frío, 
de otros labios que no verás. 

Es María quien pena en las calles 
y debajo de un farol 
roba besos y vida a la gente, 
mientras ella yace en un cajón. 

María bonita, 
María marchita.- 

Comentarios  Ir a formulario

profgustavo

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Ms


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next